Abrir un comercio en Michoacán es arriesgarse a ser robado; las cifras aumentan

El robo a comercios registró un aumento en Michoacán durante los primeros meses del año y en la fase más aguda de la pandemia.

Los asaltos con violencia a los miles de comercios que existen en el estado de Michoacán tuvieron un incremento durante los primeros meses del año y en la fase más aguda de la pandemia.

Este delito registró un crecimiento moderado de 10.2% al cierre del trimestre pasado con una tasa de 5.45 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes. La mayoría de los casos, estimados en 57%, se reportaron en Morelia, que alcanzó una tasa de 19.07 robos a negocio por cada 100 mil habitantes, una cifra muy por encima de la media estatal e incluso de la media nacional.

Por otro lado, el resto de los delitos de robo observados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) fueron el robo con violencia, robo de vehículo y robo a casa, los cuales, tal como marcaron autoridades estatales y municipales, evidenciaron una ligera reducción respecto a trimestres anteriores y años anteriores a la misma fecha.

Michoacán registró una tasa de 34.63 robos con violencia por cada 100 mil habitantes, lo cual representó una baja de 10.25 por ciento en comparación con el trimestre anterior.

Respecto al robo de vehículo, la tasa por cada 100 mil habitantes disminuyó a 33.78 al cierre del primer trimestre de 2020, lo cual equivale a 9.67 por ciento en comparación con el trimestre anterior.

Las carpetas de investigación por robo a casa habitación no tuvieron cambio en comparación al trimestre anterior, calculando una tasa de 8.89 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes.

Respecto a esta tendencia, organizaciones de la sociedad civil, empresarios y ciudadanos advierten una situación compleja. Si bien en el mejor de los casos algunos delitos disminuyeron en la primera mitad del año advierten que la tendencia no es natural o que no es derivada de políticas públicas que hayan impactado en la incidencia delictiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *