«Suero equino reduciría mortalidad de COVID-19, México planea adquirirlo»; López-Gatell

«Es algo que se usa en el mundo desde hace décadas para otras enfermedades, y lo que permite es tener la posibilidad de transferir anticuerpos a los seres humanos», indicó Gatell.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer que en su visita a Argentina para tratar temas relacionados a la pandemia de COVID-19, le informaron sobre un suero equino con capacidad para producir grandes volúmenes de anticuerpos naturales a partir de caballos.

“Hay una compañía de biotecnología que produce suero equino hiper inmunes, es la capacidad de producir grandes volúmenes de anticuerpos naturales a partir de caballos”.Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

¿Qué es el suero equino contra covid que podría usarse en México?

El suero equino que podría usarse en el tratamiento contra COVID-19 en México, es un fármaco desarrollado en Argentina que está basado en anticuerpos obtenidos de suero equino.

Durante la conferencia de prensa matutina de este martes, López Gatell señaló que este tipo de práctica es “algo que se usa en el mundo desde hace décadas para otras enfermedades, y lo que permite es tener la posibilidad de transferir anticuerpos a los seres humanos y en estudios científicos muy interesantes que también revisamos, se encuentra que esto puede reducir hasta 40% la mortalidad de personas con Covid moderado y grave”.

Destacó que México está viendo la posibilidad de adquirir este producto, si es que se verifica su seguridad y edificación en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Como ya lo ha hecho la Agencia de Regulación Sanitaria de Argentina y en el plazo mediato una posible asociación para que en México se pudiera hacer la producción de escalamiento de este tipo de producto”.

Suero equino demostró baja de mortalidad

El suero hiperinmune de origen equino producido en Argentina completó su última fase de estudios clínicos y “demostró eficacia y seguridad” en casos graves de COVID-19, según un comunicado.

Los resultados del estudio clínico, a raíz de que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó su uso el pasado 22 de diciembre, arrojaron resultados positivos en la baja de la mortalidad (45%), el descenso en los días requeridos de terapia intensiva (24%), y la menor necesidad en el uso de respiradores (36%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *